Administración de fincas +34 91 033 78 97 info@gtc-fincas.com

¿A qué se dedica un administrador de fincas?

/ Publicado por:

El administrador de fincas se ha convertido en una ayuda indispensable para quienes formamos parte de las comunidades de propietarios, aunque no exista la obligación de contratarlo. Su labor va más allá de las de contable o tesorero. Se trata de un asesor técnico integral.
Las funciones y responsabilidades del administrador de fincas se recogen en la Ley de la Propiedad Horizontal y el Código Civil. Solventa gran cantidad de trámites jurídicos y administrativos, pero sus responsabilidades están creciendo. A día de hoy, un administrador de fincas ha de ayudarnos como un técnico. Si lo es, como en el caso de un arquitecto técnico, cuenta con dichas competencias. Además cuenta con el asesoramiento del Colegio de Administradores donde se encuentre colegiado para resolver cuestiones de índole diversa de los edificios.
El administrador de fincas ha de velar por la conservación de nuestras zonas comunes (ascensores, acometidas, antenas, terrazas, fachadas, etc.). Se relaciona y supervisa a las empresas que realizan los servicios de limpieza o técnicos (por ejemplo de reparación de un elevador), tanto al servicio como a su coste. También debe supervisar las obras que necesitemos y los vínculos laborales que impliquen.
Ciertos servicios como la instalación eléctrica obligan a cumplir ciertos requisitos y reglamentaciones, como el Reglamento de Baja Tensión, los periodos de inspección de instalaciones eléctricas o ascensores. Además, deben tenerse en cuenta siempre ciertos aspectos de seguridad tendentes a evitar siniestros, o aspectos esenciales del edificio, como las impermeabilizaciones, de cara a prevenir y combatir las humedades y filtraciones. Todo esto debería estar entre sus obligaciones.
Además debe contribuir a mantener la convivencia entre nosotros, los vecinos. La morosidad, es otra cuestión que no deja espacio a la improvisación.
En definitiva, los administradores de fincas mantienen nuestros edificios en perfecto estado de revista y en las mejores condiciones de habitabilidad, nos evitan sanciones, lo que supone un ahorro en costes y nos hace la vida más sencilla.

Imagen.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies