Administración de fincas +34 91 033 78 97 info@gtc-fincas.com

Rehabilitación. CAFMadrid se implica.

/ Publicado por:

Se ha celelebrado en la sede del Colegio de Administradores de Fincas de Madrid una mesa sobre la rehabilitación y las propuestas para llevar a las administraciones públicas.

Esta mesa se ha podido seguir por Twitter:  https://twitter.com/hashtag/MesaRehabilita?src=hash

La gestión de las rehabilitaciones caen de lleno dentro de las competencias de los administradores de fincas, siendo en el caso de edificios antiguos una necesidad.

Esta es la aportación de GtC a  la mesa:

Mi opinión, desde el doble punto de vista de aparejador y administrador de fincas.

El parque de viviendas en la Comunidad de Madrid tiene un promedio de antigüedad elevado.
Esto hace que en cuanto a envejecimiento del propio edificio, instalaciones obsoletas y eficiencia energética sea necesario realizar las rehabilitaciones.
Se produciría además un efecto beneficioso para la economía: Generador de empleo (en un sector masacrado por la crisis).

Las subvenciones suponen un estímulo para que se acomentan.
Pero para que la subvención sea creible y realmente constituya un estímulo debería cumplir:

Seguridad Jurídica: Tengo casos de subvenciones concedidas y no cobradas por falta de fondos.
Esto hace que las comunidades, sin certeza de su cobro no inicien, retrasen e incluso desestimen la posibilidad de realizar obras .
O lo que aún es más grave, comunidades que realizan obras, dando por segura la ayuda financiera de la subvención, si ésta no se materializa .

Gestión administrativa de la subvención previa al proyecto: En una rehabilitación importante, en la que el coste del proyecto supone una inversión, y siendo ésta en si misma subvencionable en algunos casos, se deberían establecer mecanismos previos de pre-concesión de las subvenciones, lo que transmitiría a las comunidades el mensaje de que las administraciones las respaldan financieramente.

Directrices no políticas, independientes de las ideologías: Las subvenciones se publicitan, a veces, con criterios de oportunidad política, muchas veces incluso modas.
Los criterios deberían ser siempre objetivos, con dotaciones económicas previas y garantizadas.

Comunidad de Madrid: Campañas:  Están muy bien.  ¿Pero por qué se limita su duración en el tiempo?  ¿Acaso una sustitución de ascensor debe esperar a que surja la próxima campaña renove de ascensores?.

Mi opinión:
Dotaciones económicas anuales. Anticíclicas (cuando más necesarias son es precisamente en periodos de crisis, justamente cuando menos subvenciones se conceden)
Establecimiento de prioridades y % subvencionables en función de: antigüedad del edificio, exigido/no exigido por ITE, renta de los vecinos.

Técnicos. En un tweet se referían a registro de técnicos especialistas en rehabilitación. Al tratarse de una actividad reglada por licencias de obras (en el ámbito de los ayuntamientos y sus ordenanzas municipales), la mayoría de ellos exige un proyecto previo.  Cualquier técnico con profesión habilitante puede redactar el proyecto, en función del tipo de obra y sus condiciones particulares: Por ejemplo, un ascensor lo puede firmar un Ingeniero Industrial, y sin embargo en un edificio protegido debe contar con un arquitecto que justifique los criterios de protección.

Mi opinión: Cuando menos deberían unificarse criterios de las ordenanzas municipales en los distintos ayuntamientos, coordinados por la Comunidad de Madrid.  Comenzando por lo básico: las ITE aún no son exigibles en algunos municipios.

Empresas profesionales:
Si considero que sería exigible algún tipo de registro. Al igual que las administraciones públicas exigen ciertos requisitos en las empresas a las que se adjudican obras y  en aras de garantizar sus inversiones, las comunidades deberían de manejar otros parámetros distintos del «más barato».  Aqui es donde los profesionales de la administración de fincas deberían aportar su experiencia y consejo.
Se debe transmitir con convicción a las comunidades.   Muchas veces el «nos ahorramos el IVA» genera problemas tanto de la calidad y garantía de los trabajos que se realizan para las comunidades, como los problemas de responsabilidad fiscal, laboral y civil en el que incurren por desconocimiento.

Y si además existen ayudas y fondos  públicos a través de subvenciones, estos requisitos a las empresas que realizan obras subvencionadas deberían ser los mismos que se exigen en las contrataciones públicas.

Gracias por la mesa de la rehabilitación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies